Archivo del blog

domingo, 21 de mayo de 2017

Un ángel disidente







Un ángel disidente

Todavía me queda una cordillera de luna salvaje sin deshojar en tu café mañanero. Déjame llover a mis anchas sobre la supremacía de tu corazón mordaza.

Soy un ángel con olor a luna llena, afilándose las mareas con tus certezas. Bésame los abismos como un relámpago suicida. Como un mártir poeta.

Deja que tu barco se descarrile por mi vientre, deja que mis piernas te besen las manos y sigan corriendo por la picaresca sonrisa de tus ojos.

Deja que esta lava invicta te calcine todos los sentidos. Deja que tu piel le ronroneé a mis senos todos sus deseos impresos en un sudario. Deja que el delirio se tambalee insomne mordiéndose los labios. Deja que el futuro sea ahora y no a final de año.

Deja que el sinsentido se desboque en su rebelde excitación sobre los esquemas. Devórame este carnívoro instinto, necio y desquiciado por tu hombría divina.

Yo soy ese ángel que echa raíces en tus clandestinas auroras, en tus versos, en tus silencios de amor y en tus dudas serenas.

Deja que nos suden sin remordimientos todos los pecados, que nos suden la penas, la soledad y el desamor. Que este loco y húmedo corazón se ha dado a la fuga tras la sombra de tus brazos, de tu instinto, de tu ansiedad y de tus ganas.

No es tan fácil cazar un ángel en la distancia que nos asecha y nos separa. Yo lo dejaría todo por danzar en tus pupilas cada noche y cada siglo, sin que me importen las rutinas del universo. Porque todo deja de ser estático cuando te pienso.

¿Qué me has hecho faquir de amor? Mis bucles preguntan por tus dedos ausentes y por el silente calor de tu respiración.

Soy un Ángel manzana con ganas de devorarte el paraíso que llevas puesto bajo la piel. Ya lo ves mi niño, hoy tu ángel amaneció erótico, mordaz, y delirante, columpiándose sin riendas por la inspiración.

Hoy tengo ganas de morder todas las utopías de la mente… esa materia en penumbra que te nombra como un mantra de ternura y resurrección, que me hace feliz y me relaja.

Gracias por andar escudriñando mis eléctricas sombras azules y turquesas sin chaleco antibalas.  ¡Ay! Amor, hoy es domingo de paz y armonía, hoy eres mío, hoy te imagino como me salga del alma, naufragando en el amor sin rumbo. Para alterar el suspenso y el principio sin final a medias.

Solo hay que volar muy rápido, para quedarse quieto, como una abeja libándose la miel de las entrañas sin que nadie se de cuenta. 

Perdóname hoy todos mis disparates amor, es domingo de trance con el narcótico deseo que me produce imaginarte mío.

Feliz domingo corazón repleto de todos los derivados del amor, de parte de un ángel disidente que te desea como una estrella fugaz a una retina humana amorosamente y sin rendición.

By Sanimuly


21/V/XXXVII







Tweets recientes

Vídeo destacado